Comunión con Jesucristo a Través del Estudio de la Palabra y la Oración

10/02/2021

Levantemos la Cabeza y Pongamos Nuestra Mirada en Jesús


Pongamos Toda nuestra Atención en Jesús, porque de él Viene nuestra Confianza y es Él quien hace que Confiemos cada ve Más y mucho Mejor He...

Pongamos Toda nuestra Atención en Jesús, porque de él Viene nuestra Confianza y es Él quien hace que Confiemos cada ve Más y mucho Mejor

Hebreos 12:2

puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

 Salmos 34:5

Los que miraron a él fueron alumbrados,Y sus rostros no fueron avergonzados.

Fijemos la Mirada en Jesús, el Iniciador y Perfeccionador de nuestra Fe

Un grupo de estudiantes en una universidad, estaban practicando una de las materias que era atletismo dentro de la parte deportiva y dentro de esa práctica estaban haciendo salto de longitud, salto largo y el maestro era excelente y puso a todos los chicos a saltar sin decir nada después de que cada uno había saltado y les dijo a todos que estaban cometiendo un error clásico y básico: que al pisar la línea de despegue todos estaban fijando en la arena a donde iban a aterrizar, es decir, al punto donde iban a caer

También te puede interesar ver: Liderazgo de Jesús

Entonces el profe les dice que hagan una cosa totalmente diferente en el siguiente salto y todos los alumnos pensaron que iba a decir que tenían que correr más rápido, saltar más fuerte o algo semejante; pero la sorpresa para todos es cuando él les dijo que lo único que tenían que hacer diferente en ese siguiente salto era al momento de pisar la línea de despegue, levantar la cabeza y alzar la vista. Y el profe les decía eso va a jalar tu cuerpo en un ángulo que les va a permitir tener una mayor longitud en su salto. Los chicos lo hicieron y fue impresionante el cambio de longitud de medida, el salto fue mucho más largo, más prolongado, fue mejor, el resultado fue excelente 

En este sentido, esto aplica a nuestra vida, porque muchas veces nosotros estamos tan enfocados en las cosas de este mundo y en nuestras propias vidas que nuestros saltos de fe son pequeños porque siempre estamos mirando...no, esto va a terminar así y esto va a caer aquí y esto como los chicos ahí es donde va a caer y libre tenemos todos nosotros a nuestra manera de pensar humana y no al poder de Dios, el que todo lo puede hacer. 

Por consiguiente, ahí es cuando tenemos que levantar la cabeza y alzar la vista. Y como dice en Hebreos, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe. Cuando nosotros entendemos esto, las cosas son totalmente diferentes

Por otro lado, lamentablemente en nuestras calles y carreteras están ocurriendo muchos accidentes de tránsito y en algunos países son más fuertes los accidentes por los rangos o los límites de velocidad que son permitidos. Algunos de esos accidentes son con saldos fatales y son causados por el descuido al volante, por apartar la mirada de la calle y ver el teléfono móvil, o por contestar, necesito llamar urgente y suceden grandes tragedias. Por lo tanto, esas tragedias pueden ocurrir de un momento a otro y definitivamente tenemos que evitar tomar el teléfono y poner la mirada en la calle, que es nuestro objetivo cuando vamos conduciendo.

Entonces así podemos comprender la importancia de no apartar la mirada de donde tenemos que tener puestos nuestros ojos. ¿Por qué? Porque esto nos aparta de tragedias en nuestra vida. El versículo anterior de Hebreos 12:1-2 que dice: puesta la mirada en nuestro Señor Jesucristo, en él, en el autor y consumador de la fe... Solo puesta la mirada en él, hace que nosotros sigamos adelante. Y así vamos a entender que ir por el camino de la vida, sin distraernos, sin apartar la mirada de donde la tenemos que tener puesta, nos dará la seguridad de tener una carrera con paciencia, la que tenemos por delante y puestos los ojos en Jesús. 

¿Sabes qué significa poner los ojos en Jesús? Significa recordar el amor de él, que estuvo dispuesto a ir a la cruz por ti y por mí, recordar que nos ha salvado y nos ha redimido del pecado, recordar que él está en el trono, él es el rey, recordar que él siempre va a tener el control, recordar que él tiene el poder para solucionar lo mío, también para sanar, para levantar, para restaurar y porque él es el Todopoderoso y ese poder está disponible para aquel que quiera ser su Hijo. 

Finalmente, estoy seguro de que la Palabra de Dios es viva, es eficaz y entonces podemos pensar un poco como a Pedro lo que le pasó, te acuerdas cuando se bajó de la barca mientras estaba mirando a Jesús, caminaba sobre el mar, pero cuando miró hacia el suelo, hacia abajo, se dio cuenta de que estaba en el agua, se dio cuenta de que mientras tenía la mirada en el maestro no se hundía, pero al ver a su alrededor las olas, la tempestad, el viento, el mar, tuvo miedo y empezó a hundirse. Definitivamente, te invito a que alcemos nuestra mirada al cielo y reconozcamos que solo en Cristo Jesús podemos salir victoriosos.

Puestos Nuestros Ojos en Jesucristo para que Prosigamos a la Meta, al Premio del Supremo Llamamiento de Dios en Cristo Jesús

Escrito Por:

El Ministro, Soldado y Líder Siervo de Jesucristo: José Pineda

Blog: www.temasambientales.com

Correo: josepineda1803@gmail.com

WhatsApp: +58-04165594981

Iglesia Local:  Fraternidad Cristiana Maranata (FRACRIMAR) 

Carora-Torres-Lara-Venezuela


Publicado por :
Etiquetas :

Entradas Relacionadas

Déjanos tu Comentario dando Clic en el Link Abajo de Facebook:

Facebook

No hay comentarios:

 
Uso de Cookies: Este portal, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. clicking on more information
Home
About