Comunión con Jesucristo a Través del Estudio de la Palabra y la Oración

10/03/2021

Hay Poder en la Oración y Tiene Peso para Dios


Solo Dios Sabe cuanto Pesa una Oración o Petición en su Presencia y solo él Conoce Realmente nuestras Necesidades Juan 14:13-14 Y todo lo q...

Solo Dios Sabe cuanto Pesa una Oración o Petición en su Presencia y solo él Conoce Realmente nuestras Necesidades

Juan 14:13-14

Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

 Mateo 21:21-22

Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudaréis, no solo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho.Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

 Juan 15:7

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

 Salmos 18:6

En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. Él oyó mi voz desde su templo,Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.

Jeremías 33:3

Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes.

Una mujer que vestía humildemente con un rostro que reflejaba sufrimiento y derrota, entra a una tienda, se acerca el dueño y le dice a la orden... ella, un poco avergonzada, le dice por favor, vecino, puedo llevar algunas cosas y me las fía, me da crédito con esa voz suave. Esta mujer le explica detalladamente que su esposo estaba muy enfermo y que ella no podía trabajar, y que tenían cuatro niños, cuatro hijos y necesitaban comida. El dueño de la tienda, inflexible, le pide que abandone su tienda, pero la mujer, pensando en su familia, continúa rogándole por favor, señor, se lo voy a pagar tan pronto como pueda, pero ayúdeme. El dueño se excusa diciendo que no puede darle crédito ya, porque ella no tiene una cuenta ya aprobada aquí, porque debe ya mucho que no le daban ni un crédito más, que se vaya y que se aleje de su tienda. 

También te puede interesar ver: Preparémonos para ese Postre Delicioso que Dios nos Tiene 

Posteriormente, cerca de ese mostrador se encuentra un cliente que escucha lo que está pasando entre el dueño de la tienda y la mujer. Este hombre se acerca y le dice al dueño de la tienda que él se va a hacer cargo de lo que la mujer necesite para su familia, pero el dueño no le hace caso. ¿Entonces que hace este señor? ¿Se dirige a la mujer y le pregunta ¿Tiene usted de pronto una lista de lo que quiere comprar? Sí, sí, señor responde ella.

Está bien, ponga su lista en la balanza y lo que pesa en su lista se lo daré yo en comestibles, en comida. La mujer duda por un momento, baja la cabeza, sin embargo, busca en su cartera y encuentra un pedazo de papel y escribe en ese papel. Luego, muy temerosa, esta mujer pone ese pedazo de papel en la balanza, al hacerlo, la balanza baja de golpe, como si se hubiera puesto sobre ella una roca o un pedazo de hierro, los ojos del dueño y de este señor el cliente se llenan de asombro. Tal como había dicho, el dueño comienza a poner comestibles al otro lado de la balanza, pero esta no se mueve, así que continúa poniendo más, más y más comestibles, pero como la balanza nunca se iguala, no aguanta más y agarra el pedazo de papel para ver si era que había algún truco... el dueño mira el papel y lo lee asombrado. No era una lista de compra, era una oración sincera de esta mujer que decía: Querido Señor, tú conoces mis necesidades, dejo esta situación en tus manos. El dueño de la tienda le dio a la mujer todos los comestibles que había reunido y se quedó en silencio mientras la mujer salía de la tienda. 

En este sentido, que nos enseña esta reflexión a usted y a mí; que solo Dios sabe cuánto pesa una oración, solo Dios sabe cuánto pesa esa necesidad que usted o que yo podemos tener, solo Dios sabe cuánto pesa una petición puesta en su presencia y solo él conoce realmente nuestras necesidades. 

Así pues, nosotros no podemos ignorar ese poder que existe en la oración. La oración ha sido creada para derribar al mayor de los gigantes y podemos ver en la Biblia, en el manual de instrucciones, muchos ejemplos en los que Dios nos muestra su poder y todo lo que pasa cuando oramos con fe u oramos creyendo. Por ejemplo, encontramos muchos intercesores como Daniel oró y los leones cerraron su boca, como estos hombres que fueron metidos en un lugar para ser quemados en un horno de fuego... Sadrac, Mesac y Abed; negó la llama sin alcanzarlos y hay una mujer que me fascina su historia, Ester.

Por consiguiente, a través de la oración, los hombres encuentran el favor de Dios y todos los falsos decretos, todo diagnóstico, todo pronóstico, todo informe y todo plan queda invalidado en el poderoso nombre de Jesús. Porque el poder de la oración está hoy vigente y solo Dios conoce el peso de tu oración. Y podemos hoy recordar, que Pablo y Silas estaban encerrados en una prisión, y entonces estos hombres empezaron a adorar a Dios y se desató el poder de Dios. ¿Aún en las cárceles, aún en la prisión, te sientes encarcelado, te sientes encarcelada? Si tu respuesta es SI, entonces es el tiempo de que empieces a orar para que Dios te libere en el poderoso nombre de Jesús.

Definitivamente, escrito está: si algo piden en mi nombre, yo lo haré, dice su palabra en Juan 14:14. No olvidemos que el Señor también dijo de cierto os digo, que todo lo que ates en la tierra será atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra será desatado en el cielo. El deseo de Dios es verte a ti, verme a mí, audaces que creamos que hay poder en la oración para darnos lo que le pidamos. Por eso Dios nos entregó esta promesa para que la hagas de nosotros, para que la vivamos, para que entendamos que el Señor nos dice en Jeremías 33:3 dice: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas. Te las voy a enseñar, dice el Señor que tú no conoces. Así que creamos y no dudemos que la oración funciona en el nombre de Jesús.

El Poder de la Oración está hoy Vigente y solo Dios Conoce el Peso de nuestra Oración

Oración

Gracias Dios Padre Poderoso por este tiempo, bendecimos este tiempo en el poderoso nombre de Jesús, bendigo a cada lector y hoy, Señor, serán miles y miles unidos en oración, en un solo clamor, conociendo el poder tuyo, y las maravillas tuyas en el nombre de Jesús. Amén.

Escrito Por:

El Ministro, Soldado y Líder Siervo de Jesucristo: José Pineda

Blog: www.temasambientales.com

Correo: josepineda1803@gmail.com

WhatsApp: +58-04165594981

Iglesia Local:  Fraternidad Cristiana Maranata (FRACRIMAR) 

Carora-Torres-Lara-Venezuela


Publicado por :
Etiquetas :

Entradas Relacionadas

Déjanos tu Comentario dando Clic en el Link Abajo de Facebook:

Facebook

No hay comentarios:

 
Uso de Cookies: Este portal, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. clicking on more information
Home
About