Comunión con Jesucristo a Través del Estudio de la Palabra y la Oración

10/05/2021

Lo que Tenemos se Multiplica con el Favor de Dios


Comenzar por lo Pequeño no es Malo, no Menospreciemos ni las Ideas ni esos Pequeños Inicios que con el Favor de Dios Todo se Puede y lo Ord...

Comenzar por lo Pequeño no es Malo, no Menospreciemos ni las Ideas ni esos Pequeños Inicios que con el Favor de Dios Todo se Puede y lo Ordinario se Convierte en Extraordinario

Ezequiel 36:11

Multiplicaré sobre vosotros hombres y ganado, y serán multiplicados y crecerán; y os haré morar como solíais antiguamente, y os haré mayor bien que en vuestros principios; y sabréis que yo soy Jehová.

 Juan 6:11-12

Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían.Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.

 En las Manos de Dios lo Pequeño tiene el Poder de Hacerse Grande

¿Como van nuestros proyectos, sueños y esos anhelos? Es importante que recordemos cada vez que podamos y que revisemos como va eso, por qué avanzar y crecer es bueno. Solo que no es solamente desear, no es solamente pensar en avanzar, sino que hay que planear. La planeación, es importante para poder avanzar  o para poder crecer y hay que ejecutar. Yo creo que este devocional nos invita a pensar en que todo lo que nosotros deseamos alcanzar tiene un inicio y eso puede significar que tengamos un pequeño inicio, porque comenzar por lo pequeño no es malo. Hay gente que quiere planear algo, montar una empresa, un negocio y quieren hasta no conseguir un préstamo de cierta cantidad de dinero para poder arrancar

También te puede interesar ver: Hay Poder en la Oración y Tiene Peso para Dios

En este sentido, comenzar con lo pequeño no es malo, hay grandes empresas que comenzaron siendo una idea o quizá haciendo un proyecto en un garaje, grandes empresas, grandes negocios ha nacido realmente de lo pequeño y esto lo traigo a la Palabra de Dios. ¿Por qué? En el manual de instrucciones podemos ver que se relatan momentos, por ejemplo, en que el Señor le revela hoy una historia del profeta Ezequiel cuando le muestra Dios el futuro del pueblo de Israel, después de sufrir derrotas y dificultades, es impresionante lo que le muestra, porque Dios le envía un mensaje de restauración y le anuncia que cambiará su corazón y que tendrán prosperidad.

¿A quién? Al pueblo de Israel. El Señor lo dijo con estas palabras dice: Multiplicaré en ustedes el número de hombres y del ganado, y estos serán multiplicados y crecerán. Haré que vuelvan a vivir como en el pasado y los trataré mejor que antes. Así sabrán que yo soy el Señor. Esa palabra que está en Ezequiel 36:11 Yo la quiero tomar para mi hoy. Yo hoy deseo en mi corazón que tú entiendas que es una palabra que Dios pone en mi boca para ti también. Donde el Señor dice que va a cambiar nuestro corazón, que nos va a dar prosperidad, que nos va a multiplicar y que nos va a ser benditos, que nos va a hacer crecer y nos va a tratar mejor que antes. ¡Que bendición! El futuro solo lo conoce Dios, sin duda alguna. Por eso, descansemos en el Señor, no menospreciemos ni las ideas ni esos pequeños inicios. Hoy pongamos esas ideas, esos pequeños proyectos, esas ideas, esos momentos que hay de planeación, de ideas de cada uno de nosotros, de cada persona que está leyendo esta palabra... Confiamos en ti, Dios, en que tú todo lo puedes. 

Definitivamente, hoy, en el nombre de Jesús, rompo todo eso que hace que piensas que porque son cosas pequeñas y porque tal vez no están funcionando bien, es porque no, no es inclusive, escúchame bien, inclusive si tú piensas que todo está en tu contra... hoy te digo confía en el Señor, trabaja con convicción, con esfuerzo, con constancia, porque con el favor de Dios todo va a cambiar para bien, porque el favor de Dios convierte, en ordinario en extraordinario.

Las Cosas Pequeñas en las Manos de Dios son Grandes

Oración

Oremos juntos, digámosle Señor, gracias por tu presencia en mi vida. Gracias porque tu favor hará maravillas en mí. Hoy te pedimos que nos guíes, que nos fortalezca para continuar. Hoy tengo la certeza que estás conmigo, Dios. Hoy tengo la certeza que estás a mi favor, yo lo creo en el nombre de Jesús, yo siento tu presencia, Dios. Por eso hoy nos agarramos, nos aferramos a esta promesa, la marcamos en nuestro corazón, la ponemos en nuestra mente y en nuestra boca la declaramos. 

Y esto que dice tu palabra en Ezequiel 36:11; Multiplicaré en ustedes el número de hombres y del ganado. Eso significa bendición, y serán multiplicados y crecerán aún más bendición. Haré que vuelvan a vivir como en el pasado y los trataré mejor que antes. Así sabrán que yo soy el Señor y yo creo en esa Palabra, en el poderoso nombre de Jesús. Amén.

Escrito Por:

El Ministro, Soldado y Líder Siervo de Jesucristo: José Pineda

Blog: www.temasambientales.com

Correo: josepineda1803@gmail.com

WhatsApp: +58-04165594981

Iglesia Local:  Fraternidad Cristiana Maranata (FRACRIMAR) 

Carora-Torres-Lara-Venezuela


Publicado por :
Etiquetas :

Entradas Relacionadas

Déjanos tu Comentario dando Clic en el Link Abajo de Facebook:

Facebook

No hay comentarios:

 
Uso de Cookies: Este portal, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. clicking on more information
Home
About