Comunión con Jesucristo a Través del Estudio de la Palabra y la Oración

9/28/2021

¿Qué es lo que Tenemos en Nuestras Manos?


  Dios va a Utilizar las Situaciones más Complejas de nuestro Pasado y lo que Tenemos ahora para que Enfrentemos los Desafíos o Retos de la...

 Dios va a Utilizar las Situaciones más Complejas de nuestro Pasado y lo que Tenemos ahora para que Enfrentemos los Desafíos o Retos de la Vida y así Cumplir el Propósito que él se Fijó en Nosotros

 Éxodo 4:1-2

Entonces Moisés respondió diciendo: He aquí que ellos no me creerán, ni oirán mi voz; porque dirán: No te ha aparecido Jehová. Y Jehová dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? Y él respondió: Una vara.

Hoy quiero que nos ubiquemos un poco en la historia o la vida de Moisés, sé que a lo mejor has visto películas y sobre todo en Semana Santa acerca de este gran Siervo de Jehová. ¿Qué episodios de la vida de Moisés se vienen a tu cabeza cuando escuchas el nombre del gran libertador Moisés? Piénsalo por un momento y estoy seguro de que casi siempre la imaginación queda atrapada en los retratos de esas típicas películas de Semana Santa, en las que nos mostraban a ese Moisés siempre haciendo algo poderoso, algo fuerte, algo de renombre.

También te puede interesar ver: Jesús Calma Nuestra Tormenta

En este sentido, cuando bajó con las tablas de la Ley los mandamientos, cuando estiró la vara y el Mar Rojo se abrió, o cuando vio a ese pueblo hacia la libertad, cuando fue a donde el faraón y le mostró las señales de las plagas por no cumplir y obedecer de dejar libre a su pueblo. Está muy bien lo que estás pensando o pensamos.

Sin embargo, hoy quiero que recordemos un pasaje que está en la Biblia, en el manual de instrucciones y está ahí plasmado en Éxodo 4:1-2 dice: Entonces respondió Moisés y dijo: Y si ellos no me creen, ni escuchan mi voz, sino que dicen No se te ha aparecido Jehová ¿Qué le pasa a usted? Y el Señor Dios Todopoderoso le dijo: ¿Qué es lo que tienes en tu mano? Y él responde una vara.

En este sentido, en este pasaje que acabamos de leer, ¿con quién nos encontramos? Con un Moisés frágil de carne y hueso, como tú o como yo, que tenía miedos, dudas y que tendía a concentrarse en sus debilidades o en la altura de los desafíos que tenía por delante.

Así pues, le era casi imposible a Moisés pensarse tenía algo en sus manos que podría ser utilizado por Dios para poder enfrentar esos desafíos que de pronto iba a tener que enfrentar. Dios lo sorprende mucho y a mí también. Y quiero que tú te impregnas de eso que Dios sorprende en nosotros, porque le hace la pregunta: ¿Qué es eso que tienes ahí en tu mano? Y él dice una vara.

Por lo tanto, pareciera que esa simple vara, ese simple instrumento pastoril con el que trabajaba arduamente y con el cual pastoreaba las ovejas de su suegro en el desierto, fuera insignificante. Pero la verdad es que, si nosotros ponemos atención al contexto donde ocurren los hechos y en la historia de ese hombre que estamos hablando hoy de Moisés, nos vamos a dar cuenta de que esta vara representaba algo más.

Es decir, esa vara representaba cuarenta años que habían pasado en ese desierto, en un destierro del glorioso Egipto, donde él fue criado y pasa a ser como pastor de ovejas. En sí, representaba esa escuela en la cual Dios lo había introducido hacía ya cuatro décadas y en el que su carácter había sido forjado, el carácter de Moisés había sido forjado a la luz del desierto.

Por consiguiente, había aprendido mansedumbre, templanza, dominio propio u otras virtudes no muy renombradas, fue detrás de las ovejas y con la arena hasta las orejas, donde Moisés aprendió a doblegar su carácter. El mismo se ciñó a la altura de lo que Dios estaba buscando para que él apacentará y condujera aquella población, aquel pueblo, con esa vara y sacarlos de la esclavitud a la libertad.

Definitivamente, lo que Dios nos quiere enseñar es que cuando nosotros pensemos en los retos que tenemos que emprender, no sé tal vez dónde estudiemos, dónde vamos a empezar en esa nueva empresa, en el hogar, en el ministerio que Dios nos dio o en cualquier lugar que tengamos que enfrentar; recordemos la vida de Moisés y pensemos que las situaciones más complejas de tu pasado van a ser utilizadas por Dios para cumplir el propósito que él se fijó en nosotros y también para afectar a otros.

En resumen, que bueno es aprender de todo lo que la vida nos va enseñando a través de nuestro caminar, aprender que Dios nos está formando, que hay cosas que tiene que quitar y pulir de nosotros, porque vamos a brillar como esa hermosa joya que somos en las manos del alfarero, en las manos de Dios

Dejémonos moldear por Dios para que el Haga de Nosotros la Mejor Vasija

Escrito Por:

El Ministro, Soldado y Líder Siervo de Jesucristo: José Pineda

Blog: www.temasambientales.com

Correo: josepineda1803@gmail.com

WhatsApp: +58-04165594981

Iglesia Local:  Fraternidad Cristiana Maranata (FRACRIMAR) 

Carora-Torres-Lara-Venezuela


Publicado por :
Etiquetas :

Entradas Relacionadas

Déjanos tu Comentario dando Clic en el Link Abajo de Facebook:

Facebook

No hay comentarios:

 
Uso de Cookies: Este portal, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. clicking on more information
Home
About