Obedezcamos a Dios Haciendo Bien y Hagamos Callar la Ignorancia de los Hombres Insensatos

Obedezcamos a Dios Haciendo Bien y Hagamos Callar la Ignorancia de los Hombres Insensatos
hagamoselbien


Hagamos el Bien para que la Gente Ignorante o Tonta no Tenga Nada que Decir en Contra de Nosotros

Hechos 10:38

Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

1 pedro 2:15

Porque esta es la voluntad de Dios; que, haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los que tienen libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dio

Sin duda alguna, que es muy fácil que despreciemos lo que no podemos tener y cuando no tenemos eso que los demás tienen, puede que sí o no que nosotros tendemos a caer en la crítica.

También te puede interesar ver: No más Excusas y Obedezcamos a Dios

En este sentido, la experiencia demuestra que cuando la gente comienza a criticarnos o perseguirnos porque vivimos por nuestra fe, dicha reacción humana es contrarrestar o fácilmente pagar con la misma moneda.

Por consiguiente, la palabra de Dios nos dice que existe una manera para callar esas voces de las criticas sin caer en la discusión o en nuestra propia defensa, sino que guardemos silencio ante la crítica y sigamos haciendo las buenas obras que Dios nos ha llamado hacer en cualquiera de las áreas de nuestras vidas para alabanza de su gloria.

Así pues, al buen árbol siempre le tiran piedra, y nosotros no somos la excepción, pero no podemos dejarnos herir, lastimarnos, no seguir andando y seguir defendiéndonos todos los días, porque nos desgataríamos o paralizaríamos callando en dicha trampa de mandinga.

Por lo tanto, sigamos el mismo ejemplo de nuestro Señor Jesús, que, siendo muy criticado por los religiosos de sus épocas, él nunca se defendió y en su lugar continuó haciendo el bien para callar dichas voces de la ignorancia.

Definitivamente, la crítica es ignorancia y el que critica es ignorante. Sigamos hacia adelante y caminemos aun cuando la gente comience a ridiculizarnos por llevar la vida que llevamos o por lo que estamos haciendo, aun más tenemos que ser como nuestro Señor de bendecir y orar por dichas personas que están siendo oprimidas por el adversario y continuemos imponiendo nuestra vida de fe por encima de cualquier crítica o persona ignorante manejada por el enemigo para acabarnos, desviarnos llevándonos al desanimo o al cansancio.

En conclusión, jamás nos rindamos, sigamos las instrucciones y por nuestra parte persistamos en todo lo que hemos aprendido de nuestro Señor Jesús, sigamos viviendo haciendo el bien por fe y para hacer callar esas criticas de las personas que de pronto por ignorancia no saben cuándo se hayan desvanecido todas esas palabras insensatas y nosotros continuemos firme de pie sin dejarnos nunca de apabullar por la crítica. 



Redes:

0 comments:

Publicar un comentario