Comunión con Jesucristo a Través del Estudio de la Palabra y la Oración

8/23/2021

El Propósito de Dios es que Nos Veamos y lo Veamos a él como Somos


El Propósito de Dios en Cada Prueba que Vivamos, es Formar Nuestro Carácter para que Desarrollemos los Frutos del Espíritu Santo y Lleguemo...

El Propósito de Dios en Cada Prueba que Vivamos, es Formar Nuestro Carácter para que Desarrollemos los Frutos del Espíritu Santo y Lleguemos hacer como Jesucristo

Romanos 8:29

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Génesis 1:27

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

1 Pedro 2:21

Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas.

Efesios 5:1-2

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados; y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma.

Mateo 5:48

Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.

La principal enseñanza con los versículos anteriores, es que Dios quiere santificarnos, que nos incorporemos a las características, cualidades, valores morales, al carácter de nuestro Señor Jesucristo y que realmente nos importe todo lo que a él le importa. Es decir, que pensemos, hablemos, actuemos, amemos como el ama y desarrollemos los frutos de su Espíritu.

También te puede interesar ver: La Fidelidad de Dios es para Siempre y no Depende de la Nuestra

En este sentido, lo que más desea es que seamos santos y le importa mucho más lo que somos, a que cualquier actividad que hagamos; ya que lo hagamos aquí no nos vamos a llevar nada de lo obtengamos por hacer o los bienes materiales que hemos conseguido por la fama y muchas otras cosas.

Así pues, nada de lo que hemos conseguido en este mundo nos llevaremos, lo que realmente se va con nosotros es el carácter y Dios quiere desarrollar en cada un de sus hijos aquí en la tierra ese carácter como esta en: Filipenses 2:5; tengan la misma manera de pensar que tuvo Jesucristo, y es ahí cuando nuestras vidas comienzan a tener sentido; cuando entendemos que el propósito de Dios es que seamos como su hijo Jesucristo.

Por consiguiente, muchas veces de nosotros nos hemos preguntados antes diversas pruebas, aflicciones o procesos: ¡Dios mío porque me pasa esto a mí! Sin duda alguna, que todos nos hemos hecho esa pregunta para con nuestro Dios y la única respuesta u objetivo del Señor ante las diversas situaciones difíciles en nuestras vidas; no es nuestra comodidad, sino formar nuestro carácter para que seamos más como él.

Por lo tanto, la palabra nos dice en 2 Corintios 3:16; Sin embargo, esto llega a comprenderlo el que se arrepiente y pide perdón al Señor. ¡Es como si le quitaran el velo a su entendimiento! El Señor, es quien cambia nuestras vidas gracias a su Espíritu en nosotros y lleguemos a parecernos más a él.

Por todo lo anterior, para parecernos más a Dios y a nuestro Señor Jesucristo es un proceso que se logra a través de una relación personal intima por medio del estudio de su palabra y el hablar cada día con él. Sin embargo, Dios busca lograr por muchas maneras o formas para que nos parezcamos a él por medio de: su palabra poderosa, por su Espíritu Santo en otras personas o siervos como instrumentos escogidos e incluso la tentación y los problemas con el propósito de desarrollar nuestro carácter para que lleguemos hacer como Cristo Jesús y para alabanza de su gloria.

Definitivamente, Dios nos hace o nos hará pasar en algunas ocasiones por las mismas situaciones por la que paso nuestro Señor Jesucristo y en la que en algún momento llego a sentirse solo, cansado, sin fuerza, criticado, insultado, maltratado, condenado o juzgado. En sí, como cristianos mientras estemos aquí en esta tierra tendremos aflicciones, y por el momento Dios no los quita porque él está más interesado en formar nuestro carácter que nuestra comodidad y todo para hacernos como su hijo Jesucristo.

En resumen, el propósito de Dios con cada uno de nosotros es a que encarnemos cada uno de los frutos del Espíritu Santo así como están en Jesús y que estos de produzcan en nuestro caminar poniéndonos en toda situación contraria para ser diferente al resto de los que no obedecen a Dios, haciendo el bien, no pagando con la misma moneda, pero amando a todos siguiendo el ejemplo de perfección de nuestro amado Señor que hace que el sol salga o la lluvia caiga tanto para justos, injustos, buenos y malos por su gran e inmenso amor.

El Buen Trabajo que Dios Empezó en cada uno de Nosotros, con toda Seguridad lo Perfeccionara hasta el día en que Nuestro Señor Jesucristo Vuelva en las Nubes para Llevarnos

Escrito Por:

El Servidor, Ministro y Soldado de Jesucristo: José Pineda

Iglesia Local:  Fraternidad Cristiana Maranata (FRACRIMAR) 

Carora-Torres-Lara 


Publicado por :
Etiquetas :

Entradas Relacionadas

Déjanos tu Comentario dando Clic en el Link Abajo de Facebook:

Facebook

No hay comentarios:

 
Uso de Cookies: Este portal, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. clicking on more information
Home
About