No Finjamos Ser Algo que no Somos; Dios no Puede Ser Burlado

No Finjamos Ser Algo que no Somos; Dios no Puede Ser Burlado
diosnopuedeserburlado


No Finjamos Ser Algo que no Somos y No nos Engañemos Nosotros Mismos

Marcos 4:22

Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz.

Gálatas 6:7

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

Cuando vivimos en la verdad que nos hizo libre de toda esclavitud y oscuridad para que andemos en luz, y no en tinieblas, mentiras o engaños. Es decir, cuando nos acercamos a Dios teniendo una relación íntima con él, debemos mostrarnos ante el mundo tal como somos, como el mismo nos conoce, sin simular u ocultar delante de nuestro Señor cosas que ya en las conoces.

También te puede interesar ver: Aunque Todo Parezca Perdido, la Esperanza es lo Último que Debemos Perder

En este sentido, debemos ser sinceremos primeramente con Dios, ya que el murió por la verdad que nos hace libre de toda mentira, engaño, oscuridad y esclavitud del enemigo. Si decimos que amamos a Dios, pero no somos transparente, sinceros y honestos con nosotros mismos, mentimos y nos engañamos a nosotros.

Así pues, no volvamos al yugo de la esclavitud del enemigo, mantengamos firme esa libertad que el Señor nos ha dado a través de Jesucristo y presentémonos como tal somos delate de Dios, ya que podemos quizás engañar a los demás, pero sin duda alguna que de nuestro creador jamás podremos engañarlo.

Definitivamente, Dios quiere que seamos sinceros en todo lo que hagamos, que como seguidores o siervos de Jesucristo seamos íntegros en todos nuestros caminos, no finjamos ser algo que no somos y nunca olvidemos que delante del Señor estamos totalmente desnudos sin haber nada que podamos esconder de el en esta vida.

En resumen, el Señor no está pidiendo que vivamos con sinceridad, que andamos en su luz para que alumbremos bien en lo alto a los que están en oscuridad, ya que todo lo que está escondido se descubrirá y todo lo que se mantenga en secreto llegara a saberse. Asimismo, que no pensemos que podemos engañar a Dios, cada uno cosecharemos lo que hayamos sembrado. En sí, jamás le mintamos al Espíritu Santo, practiquemos la verdad, la sinceridad, la honestidad, la justicia, la lealtad, vivamos en integridad y alumbremos con la luz de Cristo a los que están en tinieblas.



Redes:

0 comments:

Publicar un comentario