Cómo saber cuándo está siendo guiado por el Espíritu Santo

Cómo saber cuándo está siendo guiado por el Espíritu Santo

Cómo saber cuándo está siendo guiado por el Espíritu Santo


Cómo saber cuándo está siendo guiado por el Espíritu Santo


¿Cómo puedes estar seguro de que estás siendo guiado por el Espíritu Santo? Esta es una pregunta con la que luchan muchos cristianos. Después de todo, no podemos ver al Espíritu Santo ya veces es difícil saber lo que Él está tratando de decirnos. Pero hay algunas formas de saber con seguridad que está siendo guiado por el Espíritu Santo. En esta publicación de blog, discutiremos tres señales de que estás siendo guiado por el Espíritu Santo y cómo cultivar una relación con Él.


Señales de que estás siendo guiado por el Espíritu Santo

Un suave empujón

Puede sentir que el Espíritu Santo lo está empujando o empujándolo en cierta dirección. Esto puede ser una sugerencia suave para tomar medidas en algo, o puede ser un empujón más insistente para cambiar su comportamiento de alguna manera. Si has estado orando por una decisión en particular y sigues sintiendo que debes seguir adelante con ella, aunque te asuste, es probable que el Espíritu Santo te esté guiando.

Una paz que sobrepasa todo entendimiento

Cuando sigues la dirección del Espíritu Santo, a menudo experimentarás una paz profunda, incluso en medio de circunstancias difíciles. Esto no significa que todo será fácil, pero tendrá una sensación interna de calma y seguridad de que Dios está con usted y lo ayudará a superar cualquier desafío que se le presente.

Un sentimiento de alegría

Otra señal común de que está siendo guiado por el Espíritu Santo es una sensación de alegría, incluso cuando las cosas son difíciles. Esta alegría no depende de tus circunstancias; más bien, proviene de saber que estás haciendo lo que Dios te ha llamado a hacer y que Él está contigo en cada paso del camino.


Cómo cultivar una relación con el Espíritu Santo

Pasa tiempo en oración

La oración es una de las formas más importantes de cultivar una relación con el Espíritu Santo. Cuando oramos, estamos abriendo nuestros corazones y mentes a Dios e invitándolo a nuestras vidas. Deberíamos pasar tiempo en oración todos los días, hablando con Dios sobre todo lo que está en nuestros corazones y mentes.

Leer la Biblia

Otra forma importante de cultivar una relación con el Espíritu Santo es leer la Biblia. La Biblia es la Palabra de Dios, y está llena de sabiduría y guía para nuestras vidas. A medida que lo leemos, podemos aprender más sobre quién es Dios y qué desea para nosotros. Debemos hacer tiempo para la lectura regular de la Biblia, tanto solos como con otros.

Adorar y servir

Otra forma de cultivar una relación con el Espíritu Santo es adorar y servir a Dios. Cuando adoramos, estamos elevando nuestros corazones y voces para alabarle. Y cuando servimos, estamos siguiendo Su llamado a amar a los demás como Él nos ha amado. Podemos adorar y servir de muchas maneras diferentes, tanto dentro como fuera de las paredes de la iglesia.


Qué hacer cuando siente que no está siendo guiado por el Espíritu Santo

Ore por guía

Cuando te sientas perdido o confundido, el primer paso siempre es orar para que te guíe el Espíritu Santo. Es importante recordar que el Espíritu Santo siempre está con nosotros, incluso cuando no sentimos su presencia. Sea específico en sus oraciones y pida claridad sobre lo que debe hacer a continuación.

Discernimiento

Parte de seguir la guía del Espíritu Santo es aprender a discernir Su voz de todas las demás voces en nuestras vidas. Esto requiere práctica, pero hay algunos consejos útiles que puede tener en cuenta. 

Primero, el Espíritu Santo nunca contradirá lo que está escrito en la Biblia. En segundo lugar, Él siempre nos guiará hacia el plan de Dios para nuestras vidas, que en última instancia es bueno y perfecto (Romanos 12:2). Tercero, seguir la guía del Espíritu Santo por lo general requerirá que demos un paso de fe, porque Él a menudo nos lleva a un territorio desconocido. Si no está seguro de si algo proviene del Espíritu Santo o no, pídale ayuda a un amigo de confianza oa un pastor para discernir Su voz.

Pida ayuda a un amigo de confianza o a un pastor

Si todavía te sientes perdido después de orar y buscar discernimiento, puede ser útil hablar con un amigo de confianza o con un pastor sobre lo que estás experimentando. Pueden ofrecer sabiduría y conocimiento basados en sus propias experiencias con el Espíritu Santo. A veces puede ser útil obtener una nueva perspectiva de alguien que te conoce bien y te ama incondicionalmente.


Conclusión

Si quieres saber si estás siendo guiado por el Espíritu Santo, busca estas señales: un suave empujón, una paz que sobrepasa todo entendimiento y un sentimiento de alegría. Si desea cultivar una relación con el Espíritu Santo, dedique tiempo a la oración, lea la Biblia, adore y sirva. Y si siente que no está siendo guiado por el Espíritu Santo, ore por guía, discernimiento y pida ayuda a un amigo o pastor de confianza.



Redes:

0 comments:

Publicar un comentario