Cuidemos Nuestro Lugar de Comunión y Adoración

Cuidemos Nuestro Lugar de Comunión y Adoración
cuidemos el planeta tierra que Dios nos dio


Dios Nos Puso en este Planeta Tierra para que lo Valoremos, Cultivemos y Cuidemos para su Gloria

Génesis 2:15

Tomo, pues, Jehová Dios al hombre, y le puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.

Génesis 1:28

Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Jeremías 2:7

Y os introduje en tierra de abundancia, para que comieseis su fruto y su bien; pero entrasteis y contaminasteis mi tierra, e hicisteis abominable mi heredad.

Apocalipsis 11:18

Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

El edén es ese lugar de comunión con nuestro Padre Creador y así como debemos cuidar nuestra relación con Jehová, debemos cuidar el huerto, el espacio, el ambiente y el entorno que nos rodea.

En este sentido, debemos valorar y cuidar el espacio donde él no ha puesto, la maravilla que ha creado, los recursos naturales y cuidar el medio ambiente del que Dios no ha dado para que lo preservemos para nuestra propia calidad de vida.

También te puede Interesar ver: El Medio Ambiente en la Palabra de Dios

Así pues, debemos cuidar y proteger el planeta tierra para mantener un lugar de comunión y adoración con nuestro único creador del cielo, la tierra, el mar y todo el universo. 

Definitivamente, debemos cuidar ese lugar de comunión que es el huerto del edén, como también cualquier espacio creado por Dios para que lo cultivemos, mantengamos, valoremos y lo preservemos para una relación, conexión e intimidad con Jehová en nuestro aposento alto para hablar y expresarle todo lo que sale de nuestro corazón.

Finalmente, la contaminación del medio ambiente es un pecado contra Dios, contra la humanidad, un pecado contra nosotros mismos y contra nuestros descendientes o las futuras generaciones que merecen que le dejemos un legado para una mejor calidad de vida

En el siguiente blog de www.temasambientales.com puedes encontrar diversos contenidos de educación ambiental y prácticas sustentables para cuidar el planeta tierra donde nuestro creador Dios nos ha puesto para glorificarlo.


Como Hijos de Dios Tenemos la Responsabilidad de Cuidar y Conservar el Medio Ambiente o el Planeta Tierra en el que Vivimos para la Gloria de nuestro Creador


Redes:

0 comments:

Publicar un comentario